Descubre el placer: Carnes frescas 100% ibéricas de bellota

carnes 100% ibéricas de bellota

Al igual que el embutido ibérico, la carne 100% ibérico de bellota (de cerdo, claro) goza de una textura y un sabor inigualables. Además, posee propiedades beneficiosas para la salud y en la cocina dan mucho juego.

Ya se sabe. Del cerdo gustan… ¡hasta los andares! Todo es aprovechable y, lo mejor y fundamental, delicioso y saludable -siempre que se tome en su justa medida, claro-.

Lo mismo nos da una tabla de embutidos ibéricos de bellota que unos guisos elaborados a base de carne de cerdo 100% ibérico de bellota. Mientras lleve el sello ‘ibérico de bellota’, que es el que nos otorga confianza y nos asegura un sabor único, ¡adelante!

Sobre esto último precisamente, sobre las carnes ibéricas, vamos a hablar hoy. En muchas ocasiones hemos contado los beneficios del jamón ibérico para la salud y hemos dado consejos para distinguir un pata negra del que no lo es. Pero…, ¿qué pasa con la carne de cerdo ibérico? ¿También nos pueden dar ‘gato por liebre’? ¿Es igualmente buena para nuestro organismo? ¿Cuáles son sus propiedades?

Tenemos respuesta para todas estas preguntas 🙂

Todas las carnes de cerdo No son iguales

Y es importante que lo sepas. Y es importante que aprendas a diferenciarlas.

No todas son iguales. La carne de cerdo ibérico es la carne de cerdo de mejor calidad. Si la comparamos con otras carnes de cerdo blanco o de otros animales, rápidamente se perciben las diferencias.

Las carnes de cerdo blanco son muy magras, mientras que la carnes 100% ibéricas de bellota son mucho más jugosas, tiernas y sabrosas, tanto para freír como para para asar y guisar. Esto es así porque la carnes ibéricas proceden de cerdos de raza ibérica, que tienen una carne más rosada y vetas de sangre entre las fibras musculares, dotándola de unas características excepcionales.

Además, no hay que olvidarse de otro factor clave que contribuye a este particular sabor y textura: la cría del animal. El cerdo ibérico pasta en la dehesa y se alimenta de hierbas y bellotas durante la época de la montanera. Y si hay bellota de por medio, se nota. Sobre todo su suavidad y aroma inconfundibles.

Por su parte, el cerdo blanco crece sin hacer ejercicio alguno y alimentándose, principalmente, de pienso.

Y cuando no hay vuelta atrás. Cuando ya hemos comprado carne de cerdo 100% ibérico de bellota -porque así nos lo han vendido-, pero tenemos nuestras dudas de que realmente lo sea…, todavía hay otra oportunidad de comprobar si estamos ante una carne de calidad o no: cocinándola.

Basta con estar pendiente de si la carne suelta agua o se encoge demasiado al ponerla en la sartén. Las carnes de mala calidad se deshidratan y el tamaño de la pieza merma considerablemente, cosa que no ocurre con las carnes ibéricas, pues su composición es 100% natural.

Entonces, si ves alguno de estos síntomas, sintiéndolo mucho, tus sospechas son ciertas, has comprado carne de cerdo sí, pero no de un 100% ibérico de bellota. ¿Lo bueno? Que después de leer esto ya no te va a volver a pasar 😉

¿Cuáles son las propiedades de las carnes 100% ibéricas de bellota?

Con frecuencia se piensa que la carne de cerdo es poco saludable o que engorda mucho más que otro tipo de carne. Pero la realidad es que contiene numerosas propiedades beneficiosas para la salud que, por lo general, no se saben.

Es probable que más de uno de vosotros haya escuchado la expresión esa de que ‘un cerdo ibérico es como un olivo con patas’. ¡Y así es! La carne del cerdo ibérico posee unas grasas que producen un efecto altamente bueno para nuestro colesterol porque aumenta el HDL -colesterol beneficioso- y reduce el LDL -colesterol malo-. Atento a este dato: sólo el aceite de oliva tiene una aportación beneficiosa del mismo tipo por encima de ésta.

Del mismo modo, las carnes 100% ibéricas de bellota son una excelente fuente de proteínas, lo que la convierte en un alimento perfecto para los niños que están en época de crecimiento, ya que favorece su correcto desarrollo.

A esto hay que sumar el potasio y la gran cantidad de vitaminas que aporta: tiamina, vitamina B6, niacina, rivoflavina y vitamina B12, todas ellas necesarias para conseguir y mantener bien los tejidos que componen nuestro cuerpo.

Por último, no nos olvidamos de su alto contenido en minerales como el hierro, el zinc, el fósforo, el magnesio, el potasio y otros tantos, básicos para los biorritmos corporales.

carnes 100% ibéricas de bellota: Pluma, presa y secreto ibéricos. ¿Qué es qué?

De un tiempo a esta parte, se han introducido en nuestra rica y variada gastronomía carnes ibéricas que no es que no existieran, pero que se desconocían o que no se utilizaban.

Se trata de la pluma, la presa y el secreto ibéricos, que cada vez están cobrando más presencia en nuestras mesas, y que todo apunta a que han llegado para quedarse…, ¡por suerte!

Cada una de estas piezas de carne de cerdo ibérico tienen su forma y sabor característico. Son las que más se consumen, pero ¿a qué parte del cerdo pertenece cada una de ellas y cómo se comen? ¡Veamos!

  • Pluma ibérica: Es la porción que está antes de la cinta del lomo. No tiene grasa y sus fibras musculares son muy similares a la parte alta del jamón. No hay nada como cocinarla a la plancha o a la brasa.
  • Secreto ibérico: Es el extremo superior de la falda próxima a la cabeza del lomo. Para entendernos, es la ‘axila’ del cerdo. Se dice que es la pieza que los cocineros se reservan para su disfrute, de ahí el nombre. Tiene forma de abanico y grasa entreverada. Gracias a su delicada textura, únicamente marcado en la plancha es un bocado exquisito. ¡Se deshace en el paladar!
  • Presa ibérica: Está unida a la paletilla. Se sitúa entre el cabecero del lomo y la paleta. En resumidas cuentas, es lo que podemos considerar el ‘hombro’ del cerdo. Al ser una zona con mucha movilidad, la carne es fibrosa, jugosa y muy nutritiva. Puede servirse asada, fileteada o a la plancha, pero sin sobrepasarse con la cocción, lo suyo es que quede al punto.

En Cerdoh! cuidamos mucho la calidad en lo que hacemos, y con la carne fresca no va a ser menos. Si quieres sacar el máximo partido a éste y al resto de nuestras delicias ibéricas de bellota, te invitamos a seguir nuestro blog.

Compartir en: Twitter Facebook Google+ LinkedIn