Dime qué soporte para jamón usas y te diré quién eres

Te contamos por qué es necesario usar un buen soporte para jamón para disfrutar de un ibérico de bellota

Lo esencial para disfrutar de un buen jamón ibérico de bellota es, simple y llanamente, un buen producto. No te hemos descubierto nada nuevo, ¿verdad? Lo sabemos pero, antes de seguir navegando por Internet mientras nos etiquetas como “capitán obvio”, piensa en tu soporte para jamón y sigue leyendo.

Sabemos a buen seguro que ya dispones de un buen jamón y si no, no te preocupes, te podemos decir dónde encontrarlo (guiño, guiño). Pero si lo que quieres es evitar sorpresas y eres de los que atiende al más mínimo detalle, hay un par de cosas más a tener en cuenta. Sobre todo si lo que quieres es ponerte como el tenazas como mandan los cánones.

No trinches, corta.

No hay manera más rápida y efectiva de destrozar una buena pieza de jamón ibérico que desatender al proceso de corte. Es algo que —por desgracia— aún se ve con frecuencia en algunos sitios: una pata de jamón colgada del cordón en cualquier rincón de la cocina, el bar, el restaurante, etc. a la que se le realizan cortes en vertical sin sujeción, girando como una atracción central en el Cirque du Soleil. Sí, parece demencial pero hemos visto cosas que vuestros ojos no creerían.

Haciendo esto, no sólo se estropea un producto de altísima calidad con una torpeza bastante burda, sino que se corre el riesgo de sufrir un corte grave y pasar varias horas en el hospital, tiempo que debería emplearse en disfrutar de uno de nuestros placeres más auténticos: comer jamón ibérico de bellota en buena compañía. No olvides que los —buenos— cuchillos jamoneros están tan afilados como la espada de un samurái.

La importancia de un buen soporte para jamón.

Dicen los que saben de estas cosas, que el jamón debe cortarse en posición horizontal, bien anclado en una tabla jamonera o soporte para jamón que permita que la pieza esté sujeta con solidez y firmeza, para que el cortador acceda, cómodamente y sin peligro, a cualquier parte del jamón y además, tenga más de un ángulo de corte. De este modo, se unen seguridad con máximo aprovechamiento y un corte preciso, que realce las características del producto a la hora de degustarlo.

¿Qué debemos tener en cuenta para hacernos con un jamonero de calidad? Principalmente que, por sus características, cumpla bien la función que se espera de él. La base del soporte para jamón tiene que tener un tamaño y un peso suficientes, para aportar estabilidad y seguridad. Aunque el diseño es importante porque, probablemente, el jamonero y la pieza de jamón ibérico estarán en un lugar visible, la funcionalidad y el que sea práctico ha de primar por encima de cualquier otro criterio.

Tipos de jamoneros.

Existen diversos tipos de jamoneros: de una pieza, extensibles, giratorios, para sujetar verticalmente a la pared, mesas jamoneras para más de una pieza… Dependerá del tipo de jamón que queramos cortar y si el uso del soporte es doméstico o profesional. Es aconsejable contar con un jamonero de base lo suficientemente grande y pesada, que permita que la ‘V’ donde se coloca la pieza y el agarre de la zona de la caña se adapten a diferentes tamaños y medidas. También es recomendable que este agarre sea giratorio, para permitir al cortador el cambio de posición de la pieza de manera cómoda en cualquier momento, para limpiar y cortar más fácilmente.

Actualmente, hay jamoneros de diversos tipos, con diseños atractivos, modernos y elaborados en materiales duraderos, no tóxicos e ideales para que, además de permitir un corte del jamón ibérico seguro y sólido, éste pueda ocupar un lugar protagonista. Recuerda que, a pesar de ser importantísima una correcta elección del soporte —igual que una adecuada elección de los cuchillos y demás herramientas— lo primordial es contar con una adecuada materia prima.

Para que te hagas una idea de lo que hay en el mercado te dejamos con este vídeo en la que vas a poder ver algunos de los tipos de jamoneros que puedes encontrar en el mercado, y así poder hacerte con el soporte para jamón que mejor se adapte a tus necesidades y comenzar a disfrutar del jamón ibérico de bellota como debe ser: con un buen Oh! tras degustar una fina loncha.

PD: Si eres de los que no le gustan cortar jamón ni utilizar cuchillos jamoneros, no te preocupes. También puedes disfrutar del jamón ibérico cortado a cuchillo utilizando tan sólo unas tijeras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *