comprar cesta de navidad

Todo lo que debes saber para elegir la mejor cesta de Navidad

Las cinco claves para que este año te feliciten de verdad y no por compromiso

¡Venga, venga, no te duermas que la Navidad ya está a la vuelta de la esquina! Seguro que este año tienes algún que otro compromiso y estás barajando comprar cesta de Navidad para sorprender a tus familiares, empleados, clientes o amigos. Pues este año, palabrita de Santa Claus, con estas claves vas a ver más de una sonrisa y ¡muchas babas!

Índice:

Así parece todo muy fácil, ¿verdad?. Pues que no cunda el pánico que te lo vamos a explicar todo para que sea coser y cantar o leer y triunfar.

Comprar cesta de navidad hace ilusión. ¡Y recibirla más! Y punto. Ves a la gente con su cesta por la calle y su boca, que de sonreír tanto, se sale de su cara. Sea bonita, fea, grande, pequeña, cutre o una pedazo de cesta que te mueres, cuando te la dan se te ensancha el corazón. Y allí vas, feliz y cantando villancicos, aunque sea en tu cabeza, si eres tímido o respetuoso porque cantas muy mal.

Todo parece “oh, blanca navidad” hasta que la cesta entra en casa.

Toda la familia, mascotas y seres que habitan el hogar se acercan a la cesta, como quién en la prehistoria se acercaban al fuego y se quedan ahí, expectantes, hasta que alguien no aguanta más la intriga y la abre.

Y llega el momento clave. O se produce la magia o se rompen corazones. “¿Otra vez whisky, pero si saben que lo odio?”. “Pues ese vino es un poco malo” sentencia alguien de fondo. “Cada año peor” se oye de fondo a la suegra, que no sabes muy bien cómo, pero siempre que se abre una cesta está ahí.

Este año habrá magia, fuegos artificiales y muchas felicitaciones, pero de verdad de la buena.

Piensa en la persona que va a recibir el regalo

Esto parece una obviedad si es un regalo, pero ¿es tan evidente si es una cesta de navidad?¿Acaso no es un regalo?

Querer comprar cesta de Navidad, cincuenta iguales, por ejemplo, y querer que le guste a todos… Sé detallista. En un mundo cada vez más personalizado, los detalles marcan la diferencia entre sentirse especial o sentirse un número más. Dedicarle unos segundos a pensar si lo que vamos a comprar va a hacer ilusión a la persona que lo va a recibir, ten por seguro que será recompensado creando un momento especial cuando lo abra.

Si la persona es poco convencional, tiene una personalidad muy marcada o unos gustos muy definidos quizás es mejor crear una cesta personalizada que encargar una estándar.

A veces nos resulta imposible adaptar cada cesta a cada persona, en ese caso lo mejor es apostar por la calidad frente a la cantidad.
Otro consejo estrella es no escatimar en gastos. Tus seres queridos, amigos, clientes y empleados son la gente que te apoya día a día. Sentirán que son importantes para tí.

¡Tic, tac! No lo dejes para última hora

El más vale tarde que nunca aquí no vale.

Estas fiestas son para pasarlas en familia, por lo que deberás asegurarte que el lote navideño llegue a tiempo para que la persona obsequiada pueda compartirlo con quien más quiera.

¿Algo muy especial? Es probable que los envíos tarden unos días y cuánto más se acercan los días clave, más colapsados se encuentran los servicios de paquetería y más probabilidades tendremos de que nuestro paquete llegue tarde. Y lo siento, pero ¡Papá Noel no va a venir a ayudarte!

Asique agarra papel y boli y empezamos. Tres columnas. La primera y la más clave a quién, la segunda el qué y la última podemos dejarla para la dirección y otras anotaciones.

El mejor momento para realizar tus compras de navidad es un mes antes de la fecha, asique ¡no te duermas!

¿Qué estás en blanco? Date una vueltecita por nuestra tienda y verás cómo las ideas empiezan a fluir. ¡Ah! Y no te prives si ves algo para tí, no hay nada como regalarse a uno mismo. ¡Eso sí que es magia!

No te dejes llevar por las “ofertas”

Tienes las notas que has hecho a mano, ¡pues no las sueltes!

No te dejes liar. Cuanto más claro tengas lo que quieres menos acabarás dejándote llevar y a acabar comprando lo que no quieres. Las campañas publicitarias muchas veces superan la ficción de los más grandes genios del suspense. ¿Calidad gourmet a precios ridículos?

Un buen producto no necesita grandes campañas de publicidad que nos prometan calidad gourmet a precio de marca blanca
Sigue tu propio instinto y no te dejes timar. ¿Superofertas de última hora? Frena, frena que te llevas lo que nadie quiere.

No dejes que tus ideas claras, la cesta de navidad de empresa perfecta o la de nuestros clientes o amigos, se oscurezcan ante un cartelito brillante con la palabra OFERTA. ¡Este año no!

El ibérico de bellota no puede faltar

Lo sabemos, hemos dicho que no vale generalizar, pero ¿a quién no le gusta el buen sabor de un ibérico de bellota? Pues, mientras no se demuestre lo contrario, a todos nos gusta el delicioso sabor de un embutido 100% ibérico. Y si alguien dice lo contrario, ¡miente!

Si hay algo que puede hacer saltar de alegría al afortunado de recibirla es nuestra cesta de productos 100% ibéricos de Cerdoh! Es probable que te abracen tan fuerte que se te suelte alguna lágrima de alegría y hasta de dolor del crunch de tus costillas.

Pero, te imaginas la cara de tu querido mejor amigo abriendola y encontrándose dentro un kit de jamón ibérico de bellota, medio lomo de bellota 100% ibérico, medio chorizo/salchichón ibérico, un queso curado de oveja Abadengo y una botella de vino 24 Mozas de la Denominación de Origen de Toro.

¿Qué quieres saber hasta el más último detalle? Te lo contamos todo, con pelos y señales, en Cesta de Navidad al Estilo Cerdoh!

Si tienes pensado crear una cesta de navidad personalizada no te olvides del toque ibérico Cerdoh! y queda como un rey

¡Haz tu cesta única!

Hay cosas que lucen por sí mismas, como nuestra cesta Cerdoh, pero siempre, siempre, siempre le podemos dar un toquecito que lo haga 100% único.

Desde una notita, una cesta rústica decorada por nosotros, una fotografía con nuestra persona especial con unas palabritas por detrás por detrás, unas rosas, un adorno de navidad hecho por nosotros, una tarjeta diy, cómo estás tan bonitas

Son los detalles los que marcan la diferencia entre que tu regalo lo pueda regalar cualquiera que lo compre a que sólo, únicamente, sea recordado como un regalo tuyo.

Dedicar tiempo a “Vestir” nuestra cesta le da más importancia, no por lo que contiene, sino porque demuestra que para nosotros es más que un regalo.
No lo olvides. Un mínimo detalle puede llevarnos a lo más álgido del éxito.

¿Te han gustado los consejos? ¿Estás pensando en comprar cesta de Navidad? Ahora sí podemos asegurarte que si sigues nuestros consejos al dedillo este año tendrás más de un gif mono de agredecimiento, de esos que tienes que buscar un ratito para encontrar el perfecto, y muchos, muchos abrazos de esos que te estrujan el corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *