maridaje 100% iberico

Aprende a maridar los mejores jamones y embutidos 100% ibéricos

Nuestros productos 100% ibéricos combinados con los vinos adecuados y de calidad son un auténtico placer para los sentidos

LLaman a la puerta y… ¡sorpresa! Tu pedido online de Cerdoh! acaba de llegar. Ya sabes: de la dehesa a tu mesa -sí, con pareado (empezamos fuerte).

Además, ojo, que desde que has aprendido a distinguir un jamón ibérico de bellota de uno de cebo no hay quien te pare, y has tirado la casa por la ventana. Ni cuestas de enero ni nada. Has comprado un poco de cada: que si jamón de bellota 100% ibérico, que si lomo de bellota también 100% ibérico… Vamos, todo de etiqueta negra, sin escatimar. Aunque claro, ¿qué otra cosa tenemos?

Y después de abrir el paquete y salivar al momento, nos imaginamos qué pregunta te has planteado: ¿con qué vinos marido estos manjares de pata negra? Tranquilo, ¡tenemos la respuesta!

Esta ‘miniguía’ de maridaje ibérico va por ti. La hemos ido publicando en nuestro Facebook y Twitter (puede que ya lo hayas visto), y ahora la recogemos en el blog a modo de manual para que la consultes siempre que quieras y, sobre todo, para que te ayude a disfrutar -más si cabe- de los 100% ibéricos.

Los vinos blancos y los ibéricos de bellota

La ley del ibérico manda: el jamón de bellota 100% ibérico y el embutido ibérico combinados con vinos adecuados y de calidad son un auténtico placer para los cinco sentidos. Pero es muy importante conocer qué pega con qué. De lo contrario, y por muy buenos que sean los productos por separado, un mal maridaje puede estropearlos.

Comenzamos con los vinos blancos y sus diferentes variedades. El vino blanco natural tiene un buen equilibrio entre acidez y alcohol. Sus aromas se compenetran a la perfección con la untuosidad del jamón ibérico de bellota, dando un resultado muy agradable. De igual modo, va de lujo con el lomo de bellota 100% ibérico, pues, por sus características, permite que se aprecien los matices ahumados.

Vino blanco seco natural 100% ibéricos

Por su parte, el vino blanco joven aromático, que destaca por su ligereza y sus aromas a flores y frutas, casa especialmente bien con el chorizo y el salchichón ibéricos de bellota. Se mezcla de maravilla con el toque de pimentón y limpia el exceso de grasa en las papilas.

Vino blanco 100% ibéricos

Y el vino blanco seco con madera, como su propio nombre indica, es un vino con un contacto prolongado con la madera, generalmente de roble, y muy agradecido: marida estupendamente con todos nuestros productos 100% ibéricos. ¡Elegirlo es un acierto!

Vino blanco seco con madera 100% ibéricos

¿Cómo maridan los vinos tintos y rosados con la pata negra?

Vamos a verlo. El vino tinto reserva, a pesar de la planta que tiene y de ser la máxima expresión de la viticultura y la enología, no casa demasiado bien con los embutidos ibéricos de bellota. De hecho, con el único que tienen algo que hacer es con el jamón de bellota 100% ibérico.

Vino tinto reserva 100% ibéricos

En cuanto al vino tinto de crianza, es el más consumido en España y goza de una excelente armonía con el jamón de pata negra. Eso sí, es fundamental que este vino tenga una pulida expresión tánica no enmascarada por extraños y excesivos tuestes de las barricas. Combinado con el salchichón ibérico de bellota también es un gusto para el paladar.

Vino tinto crianza jamon 100% iberico

¿Qué decir del vino tinto joven? ¡Que nos encanta! Marida más que bien con nuestro lomo, salchichón y chorizo de etiqueta negra. Con el jamón de bellota 100% ibérico es con el que pega un poco más regulín, pero, aún así, no es mala opción.

Vino tinto joven 100% iberico

Lo que ocurre con el vino tinto roble es completamente lo contrario que con el tinto joven, pues es sabroso, elegante y degustarlo a la vez que se pica jamón ibérico de bellota es una experiencia única. ¡Compruébalo!

Vino tinto roble 100% iberico

Respecto al vino tinto gran reserva, te recomendamos que, en la medida de lo posible, lo evites con nuestros 100% ibéricos. Como mucho, tiene un pase con el jamón, pero para el resto de embutido es mejor que te decantes por otro.

Vino tinto gran reserva 100% iberico

Y si eres un amante del vino rosado, esperamos que también lo seas del chorizo ibérico de bellota porque son el matrimonio perfecto.

Sí a los vinos espumosos. No a los vinos dulces

Terminamos con dos vinos: los espumosos y los dulces. El vino espumoso no falta en ninguna celebración y brindis que se precie, pero tampoco olvides sacarlo para acompañar al jamón, al chorizo y al lomo de bellota 100% ibéricos porque hacen un tándem de 10. Y para los más atrevidos, una sigerencia: el vino espumoso y el salchichón ibérico de bellota…, ¡sorprende para bien!

Vino espumoso 100% iberico

Por último, y como seguro ya sabías o sospechabas, el vino dulce y los embutidos de etiqueta negra no hacen buenas migas. Mejor resérvalo para los quesos, los frutos secos, los patés, los postres o para deleitarte con una larga sobremesa.

Vino dulce 100% iberico

Y esto es todo amigo. Hasta aquí nuestra ‘miniguía’ de maridaje ibérico. Ahora lo que toca es llevarla a la práctica 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *