Maridar panes con ibéricos de bellota.

Panes e ibéricos de bellota: cómo combinarlos para potenciar su sabor

Primero hablamos de vinos. Luego lanzamos algunos maridajes locos. Y ahora te traemos la guía más completa para combinar adecuadamente panes e ibéricos de bellota.

Hemos maridado los vinos con el jamón y los ibéricos de bellota.

También hemos contado algunas de las combinaciones más atrevidas del pata negra con queso, frutas y otros alimentos que, de no ser por Foodpairing (la herramienta online que ayuda a los chefs a identificar qué comidas y bebidas hacen un buen match) ¡ni en Cerdoh! las hubiéramos descubierto!

Y ahora pasamos a otra de nuestras ‘Miniguías de maridaje ibérico’. Pero, esta vez, volvemos a lo clásico, a lo de toda la vida, a lo que nunca falla: al pan y a los ibéricos de bellota.

Como hemos hecho en ocasiones anteriores, previamente hemos ido publicando en nuestras Redes Sociales (Facebook y Twitter) una completa selección de tipos de panes que hemos hecho, indicando sus características y con qué delicatessen ibéricas ‘pegan’ mejor.

Es posible que lo hayas visto.

No obstante, arrejuntamos todo por aquí porque nos gusta que quede a modo de manual para que lo tengas a un simple clic y puedas consultarlo siempre que quieras.

¡Nos ponemos al lío!

Pan de baguette

El pan de baguette es muy común, forma parte del menú diario de muchos.

De origen francés, este término significa largo en nuestro idioma, y consiste en una masa de elaboración sencilla a base de harina de trigo con corteza crujiente, cualidades que hacen que vaya de mimo con nuestros ibéricos.

Pan de baguette

Barra de pan

La barra de pan es un básico en todas las casas a la hora de comer. Nunca falta y es difícil que no guste.

En realidad, casa divinamente con cualquier comida, pero como ahora nos estamos centrando en los ibéricos de bellota, hemos de decir que gracias a su corteza, su miga esponjosa y su justo sabor, no interfiere en el del jamón, ni en el del chorizo, el salchichón y el lomo, punto a su favor para que sea la pareja ideal para cada uno de ellos.

Barra de pan

Pan rústico

¡Ojo! Que ya sabes que nuestra debilidad son los ibéricos de bellota…, pero ante un delicioso pan rústico ¡caemos completamente rendidos!

Es el típico de las zonas más rurales o de campo, ¡y qué rico está! Con un aspecto artesanal y elaborado con diferentes harinas -como la de cebada, por ejemplo-, tiene una textura crujiente que armoniza más que bien con todo el catálogo de productos de Cerdoh!

No obstante, lo recomendamos, sobre todo, con el jamón, porque, al ser un pan de gusto neutro, potencia el auténtico sabor a bellota.

Pan rústico

Pan de cereales

A veces, por miedo a que no sea de nuestro agrado, no arriesgamos y recurrimos a lo fijo, a ‘tiro hecho’.

Y está claro que los embutidos ibéricos y los panes artesanales hacen un equipo top, sin embargo existen otras opciones más novedosas y sorprendentes. Una de ellas es ésta que te proponemos: combinar nuestros ibéricos con panes de cereales como los de semillas, los de pasas…

¡Pruébalo, que te va a gustar! 😉

Pan de cereales

Pan gourmet de olivas

Es muy aromático y con un suave sabor a oliva negra.

Por muy loca que pueda sonar esta apuesta, si mezclamos este tipo de pan con embutidos ibéricos y, cómo no, con el jamón, el resultado es gratamente sorprendente.

Pan de olivas

Pan de chapata

Familia de los panes blancos con corteza dura y gruesa…, la chapata es buena compañera de los ibéricos y tiene el contraste perfecto para equilibrar su porcentaje de sal.

Con su forma aplanada y ese crujientito bueno, ¿quién puede resistirse a comer un bocadillo de chorizo ibérico en este pan?

¡Nosotros desde luego que no! 😉

Pan de chapata

Pan de centeno

Finalizamos esta guía para maridar panes e ibéricos adecuadamente con el pan de centeno que, por supuesto, va de lujo con el jamón, el salchichón, el chorizo, el lomo…

Cuenta con un sabor intenso y, además, neutraliza la grasa, o sea que ¡perfecto! Y una cosilla más… Si eres de los que prefiere los ibéricos ahumados, ¡éste es tu pan!

Pan de centeno

¿Deseando de llevar a la práctica lo aprendido? ¡Normal! Ve raudo y veloz a probar nuestras sugerencias, y si tienes guardado bajo la manga algún que otro maridaje ibérico que crees que debamos saber, ¡no esperes más para contárnoslo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *