¡Nuestro jamón ibérico de bellota no conoce fronteras!

De Salamanca…¡al mundo entero!: tras los pasos del jamón ibérico por el extranjero

Los españoles veneramos el jamón ibérico como uno de las grandes productos de nuestra gastronomía, pero no somos los únicos, ni mucho menos. El jamón ibérico se considera un producto gourmet en el mundo. De hecho, allá donde vayamos encontraremos amantes de nuestra joya patria. Por eso, hoy te proponemos hacer un viaje por aquellos países donde idolatran al jamón ibérico de bellota tanto o más que nosotros.

¿En qué países del extranjero se consume más jamón ibérico de bellota?

En España, el jamón ibérico forma parte de nuestro ADN. Y eso lo saben muy bien fuera de nuestras fronteras. Si preguntamos a un norteamericano, un japonés, un italiano o un australiano cuáles son los productos estrella de nuestra gastronomía, seguramente todos coincidirán en señalar al jamón ibérico como uno de ellos. Saben que están saboreando algo totalmente diferente, por eso el jamón ibérico tiene muchos fans en el mundo entero, con auténticos embajadores de esta pasión en cualquier país extranjero.

Gracias a esa extraordinaria imagen de la que gozan nuestros ibéricos, las exportaciones se han multiplicado en los últimos años. Y ello a pesar de que no es precisamente fácil lograr se disfrute del jamón en otros rincones del planeta. En parte, por la distancia…pero sobre todo por los permisos necesarios, ya que las certificaciones para poder enviarlo fuera de España son muy exigentes. Y esto tiene un único objetivo: garantizar la integridad de esta delicia y que todo el mundo pueda disfrutarlo en condiciones óptimas.

Sin irnos demasiado lejos, tenemos tres vecinos europeos que son auténticos fanáticos a la hora de comprar jamón ibérico de bellota. Hablamos de Francia, Alemania y Portugal. Los tres concentraron más de la mitad de las exportaciones el año 2018.

Francia es el primer país de destino de las exportaciones de jamón ibérico. Allí encontramos productos similares, como el ‘jambon cru’ y el ‘jambon de Bayonne’, si bien las diferencias con nuestros pata negra son más que notables. Y teniendo en cuenta lo mucho y bien que defienden los galos sus productos, su afición por el jamón ibérico demuestra que los franceses verdaderamente aman la alta cocina y los productos de calidad, vengan de donde vengan.

Alemania es uno de los países donde más han crecido las exportaciones en los últimos años, en gran medida debido al turismo alemán en nuestras tierras. Nuestro jamón ibérico de bellota está muy bien valorado en tierras germanas, y es un producto que, al igual que sucede en Francia, se considera gourmet.

En Portugal se mantienen fieles a un producto que conocen muy bien. De hecho, en tierras portuguesas también cuentan con dehesa, y algunos de los cerdos ibéricos de bellota españoles han pasado la montanera por tierras lusas, sobre todo en la región del Alentejo.

¿Sabías que los portugueses también tienen su propio jamón? Se trata de un producto curado con pimentón y sin pezuña, lo que le otorga un sabor completamente diferente al de nuestro ibérico

Los nuevos amantes de nuestro jamón fuera de las fronteras europeas

Tiene mérito conquistar los paladares de nuestros vecinos europeos con el jamón ibérico de bellota, pero mucho más lograrlo a miles de kilómetros de nuestras fronteras. México, Estados Unidos, Japón y Australia se sitúan como los países de fuera de la Unión Europea que más importan este producto. Mercados muy distintos y con tradiciones gastronómicas muy diversas, pero que tienen un denominador común: ¡les encanta el jamón made in Spain!

México ha sido uno de los países pioneros en la importación de jamón ibérico de bellota debido a la gran vinculación cultural entre ambas naciones, y eso ha facilitado la exportación a otros mercados de habla hispana. De hecho, en Chile está creciendo mucho el consumo de jamón. ¡La pasión de los chilenos por el vino lo convierte en un lugar fantástico para maridar nuestro producto estrella!

La llegada a Estados Unidos ha sido más reciente. Entrar en el mercado estadounidense es muy complicado, pero una vez que lo hemos conseguido no han podido resistirse a los encantos de nuestros jamones ibéricos de Salamanca. ¡Quién sabe si acabarán cambiando las hamburguesas y los hot-dogs por un buen montadito de ibérico!

Probablemente, el caso más curioso es el de China, uno de los mercados más apetecibles del mundo por su elevadísima población. Los chinos están cada vez más enamorados de los productos patrios, pero…¿sabías que en un primer momento el jamón ibérico causó rechazo en el país asiático? Es más, inicialmente no era posible enviar patas enteras a China, por lo que se exporta el jamón deshuesado. principio generó rechazo en el gigante asiático la pata del jamón, por lo que prefirieron que se enviara deshuesado. No ha sido hasta octubre del 2019 cuando la legislación china permitió enviar piezas enteras, con hueso y pezuña. Una de las claves del éxito en China es que el jamón ibérico está considerado como un producto de alta calidad y muy exclusivo. Esto ha conquistado a los nuevos ricos del país, que sienten veneración por este tipo de delicias que llegan desde otras latitudes.

Como ves, nuestro jamón ibérico no conoce fronteras y es posible degustarlo en cualquier parte del mundo. ¡Eso sí, en España tenemos la gran suerte de disfrutar de él más a menudo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *