Las emociones del jamón ibérico de bellota.

Las emociones del jamón ibérico: degustando un pata negra la vida se ve mejor

¿Sabrías decirnos las emociones que el jamón ibérico de bellota despierta en ti?

¡Uuuf! Menuda preguntita, pensarás.

Somos conscientes de lo difícil que es responder. Cuesta mucho encontrar las palabras adecuadas para describir cómo es ese momento en el que te llevas una loncha de un pata negra a la boca y la saboreas despacio, notando cada uno de sus matices y sus diferentes texturas.

De hecho, en Cerdoh! lo intentamos.

Pero, después de darlo vueltas y vueltas, desistimos. Llegamos a la conclusión de que hay sentimientos que no se pueden explicar de otra forma que no sea ¡toma, prueba, y deléitate!

Es un gusto que cada uno ha de experimentar por sí mismo, y que nosotros resumimos con nuestro famoso ¡Oh! que engloba todo ese placer que sólo se siente al degustar el auténtico jamón 100% ibérico de bellota.

La ciencia lo confirma: el jamón nos provoca emociones positivas

Pero que no sepamos expresarlo no quita que no estemos al tanto de que el jamón provoca emociones.

Muchas. Y muy buenas.

Además, están avaladas por numerosos estudios científicos, como los que se trataron en el último Congreso Mundial del Jamón Curado.

Uno de los puntos que se hablaron en este encuentro fue el relativo a las diferentes fases de toma de decisión por las que pasa el consumidor cuando está en el supermercado.

Que son:

  1. Necesidad de comprar.
  2. Búsqueda de información en el etiquetado, o a través del vendedor.
  3. Observación del producto y sus características sensoriales, como su apariencia.
  4. Análisis de las distintas alternativas, marcas disponibles, etc.
  5. Compra.

Si bien, a estas fases hay que añadir otro factor que nos influye enormemente a la hora de comprar: las emociones.

Está más que demostrado que con sólo ver un jamón ibérico se nos llena la mente de miles de conceptos relacionados con lo tradicional, lo festivo… Y todo porque este tipo de delicatessen se han reservado siempre para fechas y ocasiones muy concretas celebradas en compañía de amigos y familiares: cumpleaños, Navidades, una gran noticia…

Viene a ser algo así como descorchar esa botella de vino que se tiene guardada con mimo en la bodega para cuando la ocasión lo merezca, o brindar con el mejor de los champanes por lo éxitos conseguidos.

Comer jamón ibérico de bellota lo identificamos con los momentos más especiales de nuestra vida.

➤ Las conclusiones de las investigaciones apuntan que las emociones generadas al comer jamón son positivas, y que los consumidores utilizan términos como intenso, agradable, apetecible, auténtico, familiar y satisfecho para referirse al jamón ibérico de bellota.

Pata negra y otras formas de decir FELICIDAD

En este contexto, otro dato interesante que se aportó durante el congreso congreso que hemos mencionado anteriormente, es que, tras estudiar qué ocurre en el cerebro de las personas al comer jamón ibérico, se llegó a la conclusión de que también mejora notablemente la actividad neuronal.

➤ Hay estudios científicos que demuestran que los hombres y mujeres no reaccionan de la misma manera ante los alimentos. El cerebro femenino comienza a trabajar con el simple hecho de contemplar la comida, mientras que el masculino necesita catarla para generar emociones.

Esto no hace más que favorecer que sintamos un abanico mucho más amplio de emociones, entre la que destaca una: la FELICIDAD.

El jamón ibérico contiene triptófano, un antidepresivo natural y relajante que reduce la ansiedad y el insomnio gracias a su efecto calmante del sistema nervioso.

➤ El triptófano es un aminoácido esencial fundamental en nuestra dieta con el que se sintetiza la serotonina, un neurotransmisor que produce sensación de bienestar y relajación.

Y un último inciso para cerrar el post: el 100% ibérico de bellota está relacionado directamente con la inteligencia, en el sentido de que nos hace mucho más avispados y nos ayuda a concentrarnos más rápido y mejor.

Ahora, con toda esta información, estarás de acuerdo con nosotros en que:

¡degustando un pata negra la vida se ve mucho mejor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *