El jamón ibérico de bellota nos aporta felicidad y la mejor manera de demostrar tu amor en San Valentín

Descubre los trucos perfectos para enamorar a tu pareja este San Valentín con el mejor jamón Ibérico de bellota

Este San Valentín, declara tu amor con un jamón ibérico de bellota

Si estás pensando en planes originales para celebrar San Valentín, sigue leyendo. Tenemos la idea ibérica perfecta para que este 14 de febrero sorprendas a tu pareja como nunca antes lo has hecho. ¡Ah! Y ve preparando el anillo porque después de esto vas a triunfar tanto que ¡fijo que hay boda!

Índice:

Viniendo de nosotros, te puedes imaginar por dónde van los tiros de esta ‘propuesta amorosa’ que nos traemos entre manos. Y, exacto, los 100% ibéricos están de por medio.

Pero es que no hay mejor manera de declararse que con un pata negra, y te comentamos por qué.

Más allá de los beneficios que aporta el jamón ibérico a nuestra salud, de su espectacular sabor y de su suave textura, todos hemos experimentado un inmenso placer al llevarnos una loncha (y dos, y tres…) a la boca.

De hecho, muchas veces el sentimiento es tal que no encontramos las palabras para expresarlo. Menos mal que la ciencia, en este caso, ha sido capaz de explicar esas emociones que nos despierta el jamón 100% ibérico de bellota: degustar esta delicatessen genera infinidad de emociones, entre ellas y más importante: FELICIDAD.

¿El Jamón 100% Ibérico de Bellota da la felicidad? ¿Y el amor?

Todo tiene una explicación: aunque los sentimientos se vinculan al corazón, en realidad, el cerebro es quien los controla. En este contexto, comer jamón ibérico mejora la actividad neuronal y favorece que sintamos un abanico mucho más amplio de emociones. De paso, nos ayuda a mantenernos sanos.

Por poner un ejemplo de lo que estamos hablando, el jamón ibérico contiene triptófano, un antidepresivo natural y relajante que nos reduce la ansiedad y el insomnio gracias a su efecto calmante en el sistema nervioso, y nos produce, a su vez, una sensación de absoluto bienestar.

Claves para un San Valentín de decir ¡Oh!

Bien. Has llegado a este punto porque lo de regalar un jamón ibérico por San Valentín te parece -como a nosotros- un planazo. Sobre todo, después de descubrir lo felices que somos al saborear este manjar, ¡y más si se hace en compañía de tu media naranja!

Así que vamos a ponernos manos a la obra para organizar una declaración de amor de nivel y al estilo Cerdoh!

Obviamente no se trata de entregar el jamón ibérico y ya, no.

Hay que crear toda una experiencia, un momento único que compartir y guardar en la memoria forever and ever. Para que cuando tú y tu pareja seáis mayores os preguntéis el uno al otro: ¿te acuerdas de aquel San Valentín que celebramos degustando un excelente jamón 100% ibérico de bellota? Y que respondáis a la vez y con nostalgia: ¡ay, cómo olvidarlo, fue el mejor! ¡Esto es lo que queremos conseguir!

Entonces, tú encárgate de buscar el lugar idóneo, de que todo esté colocado y sea del agrado de tu amada o amado, de ponerte tus mejores galas, de cuadrar hora para la cita, y deja que corra de nuestra cuenta darte las pautas precisas para que el jamón ibérico y demás embutidos 100% ibéricos de bellota estén para decir ¡Oh!

Venga, toma nota que ¡arrancamos!

1 – Ten buen ojo a la hora de elegir el jamón ibérico.

Al igual que has tenido buen ojo para elegir a la persona que querías que te acompañara en esta aventura que es la vida, has de tener la misma puntería para elegir el 100% ibérico, ya que va a jugar un papel importante en este día especial. Y este buen ojo pasa por no dejarte llevar por las apariencias de la pieza – la ‘pinta’ que tenga- y fijarte mucho en el etiquetado. Aquí se recoge desde el registro sanitario del fabricante hasta la trazabilidad, pasando por las etiquetas de colores que son las que nos indican la pureza racial y el tipo de alimentación del cerdo ibérico.

Referente a esta última etiqueta, la de los colores, la de nuestros jamones es negra. Esto es así porque es la reservada para el jamón de bellota 100% ibérico (padres y madres 100% ibéricos que en su etapa de crecimiento se alimentan con los recursos disponibles en la dehesa y, que su etapa de engorde coincide con la montanera donde se alimentan principalmente de bellotas).

2 – Apunta los 7 mandamiento de la ley de Cerdoh! y saborea junto a tu pareja el más exquisito jamón 100% ibérico de bellota.

Ya que te has decantado por dar esta sorpresa y declarar tu amor con ibéricos de por medio -todo un acierto- , los días previos al 14 de febrero haz los deberes y ‘estudia’ algunas de nuestras recomendaciones (temperatura ideal de consumo, conservación, corte adecuado…). De este modo, llegado el momento de comer el pata negra, éste se encontrará en su máximo esplendor, y tu alma gemela se enamorará aún más de ti.

3 – Atrévete con una tabla de embutidos para un San Valentín de nota.

Otra buena opción es apostar por una deliciosa tabla de embutidos. Porque con el jamón ibérico ocurre un poco lo que con las historias de amor. De por sí, ambas cosas son maravillosas, pero siempre se pueden mejorar.

Y en el caso del jamón, si lo acompañamos de lomo de bellota 100% ibérico, paleta de bellota 100% ibérico…, bien presentado en un bonito recipiente, no sólo el resultado es genial, sino que tu pareja se va a quedar encantada al ver cómo has pensando en ella y cómo te lo has currado. Y su amor, por supuesto, irá in crescendo.

Además, aunque creas lo contrario, elaborarla tampoco es muy lioso.

De hecho, con nuestros kits ibéricos Cerdoh! lo tienes fácil. Incluyen packs de ibéricos variados y loncheados, que resultan muy útiles e, incluso, nuestras cestas de cositas ricas llevan también queso, picatostes de pan y vino, por lo que ya lo tendrías hecho.

¡Todo en uno!

4 – Marida los ibéricos de bellota con el vino adecuado, ¡y a brindar por el amor!

Por último, para poner el broche de oro a un San Valentín que permanecerá en la memoria de los dos, selecciona el vino adecuado para maridar los 100% ibéricos, ¡y listos para hacer un brindis para que vuestro amor dure una eternidad!

¿Lo ves?

Salir de lo tradicional y hacer una declaración de amor única, diferente y al estilo Cerdoh! no es nada complicado.

Y luego ya, entre loncha y loncha de jamón ibérico puedes meter algún regalo, recitar una dedicatoria, gritar a los cuatro vientos el amor que sientes, poner de fondo vuestra canción preferida, bailar al son de la música que sonaba cuando os conocisteis, rememorar el primer beso y muchas cosas más que dejamos para vuestra intimidad.

¡Feliz e ibérico San Valentín a todos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *