Por qué el jamón ibérico de bellota puede salvar tu Nochebuena.

Nochebuena, Navidad, Nochevieja… fechas señaladas en el calendario. Días de fiesta, reencuentros, cariño y turrón. Comidas y cenas con sobremesas que se alargan, regalos inesperados y familia, mucha familia. Si eres consciente de que hay veces que todo se tuerce, no lo dudes, ponte las gafas que te vamos a contar cómo el jamón ibérico de bellota puede salvarte en esta época del año.

Es el plato estrella de las Navidades.

Son muchos los debates que se plantean los más cocinillas de la familia cuando tienen que preparar los menús para estas fechas: ¿gambas o langostinos?, ¿lechazo o cochinillo?, ¿caldo o sopa?, ¿uvas o gominolas?… Pero si hay algo que nunca falla en las mesas de Nochebuena, Navidad y Nochevieja es el jamón ibérico. Y razones no faltan, está buenísimo, gusta a todos y además es muy sano. Pues eso.

via GIPHY

Evita hablar de temas tabú en familia.

Reconócelo, hay veces que las comidas familiares se nos van de las manos. Son muchos días sin ver a tus más allegados, y no siempre todos tenemos la misma opinión, por decirlo de alguna manera. Para gustos, los colores, y de todos es sabido que las cenas de Nochebuena han acabado con más de uno por los suelos por defender a ultranza a un partido político, o llegando a las manos por su equipo de fútbol del alma. Si esto pasa, no te preocupes, pon en la mesa un buen plato de jamón ibérico de bellota, será capaz de calmar al mismísimo Hulk.

Los Increíbles - GIFMANIA

Da con un canto en los dientes a tu cuñado.

El cuñado es ya un ser mítico, omnipresente en cualquier familia. Dícese de aquel “sabelotodo” que se gana la vida humillando a todos aquellos que tiene alrededor y que es capaz de criticar cualquier cosa que tenga en un radio de cinco metros. Pues bien, si existe una criptonita para el cuñado ese es el jamón ibérico de bellota cortado a cuchillo. Haz la prueba, se le caerán las lágrimas al verse incapaz de criticar ese sabor. Mientras, tú te podrás permitir el lujo de desafiarle con la mirada. Una victoria segura.

via GIPHY

 

Puedes chantajear al pincha de los villancicos.

Que conste que no tenemos nada en contra de los villancicos. Nuestra crítica va directa a ese familiar que, armado con un radiocasette de los noventa y un casette recopilatorio (grabado en una cinta de 90, of course), es capaz de usar el autoreverse como un arma mortal que destruye tus tímpanos al son de “Blanca Navidad”. Tranquilo, cuando le veas traer el radiocasette, levántate, coge un plato de jamón ibérico de bellota y déjaselo a mano. No le dará tiempo ni de dar al play. Palabra de Cerdoh!

via GIPHY

Es el regalo perfecto con el que no puedes fallar.

Olvida los calcetines, las corbatas, las camisas e incluso las colonias. Si lo que quieres es hacer un buen regalo de Navidad o de Reyes Magos, decántate por jamón ibérico de bellota. No fallarás nunca y si no te puedes permitir regalar una pata entera, puedes optar por un buen pack. Porque seamos sinceros, a buen seguro que el jamón ibérico no va acabar perdido en un armario. ¡Buen provecho!

via GIPHY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *