Tabla de embutidos ibéricos, te enseñamos a montar un plato fácil y sencillo que te hará decir oh!

Hay visitas esperadas y visitas inesperadas. Hay cenas románticas o familiares. E incluso hay vecinos con los que deseamos disfrutar de una buena comilona y vecinos gorrones que aparecen en tu casa sin avisar en cuanto enciendes la barbacoa. Pero todos, absolutamente todos, se pirran por una buena tabla de embutidos ibéricos.

Y claro, hoy por hoy, en la época de las redes sociales, en la que todo se sabe, con la multitud de amigos que abren la puerta de tu cocina sin avisar (Friends hizo mucho daño) y los cuñados pesados que te desmontan el plato como si fueran perros hambrientos, no es fácil conseguir la tabla de embutidos perfecta.

Pero no te preocupes. Si de algo sabemos en Cerdoh! es de preparar un buen ibérico así que… ¡Toma lápiz,papel, y apunta!

Cómo preparar una tabla de embutidos ibéricos en 3, 2, 1…

Te vamos a enseñar a preparar un plato que hará que veas lágrimas de emoción en las caras de los paladares más exquisitos. Bueno, a lo mejor no tanto, pero casi.

Pero antes… Pongámonos en ambiente, que todo ayuda:

1. Imagina que suena la sintonía de “Con las manos en la masa”. Si no eres capaz de imaginarlo, le puedes dar al play directamente y dejarte llevar por los recuerdos.(Quizá no lo sepas pero la canción está interpretada por Vainica Doble (¡ahí es nada!) y… Joaquín Sabina. No creemos que haga falta decir mucho más.)

2. Comenzamos. Lo primero que debemos hacer es preparar los ingredientes. Sabiendo de antemano que el jamón ibérico de bellota no va a faltar, te recomendamos que también te decantes por otros manjares: lomo ibérico, chorizo ibérico, y salchichón ibérico, por ejemplo.

Recuerda que para que el plato triunfe y tu cuñado o tu amigo pesado no te miren por encima del hombro debes asegurarte de que el producto que tienes entre manos es de buena calidad. De hecho, si la visita es inevitable, y no tienes tiempo de bajar a comprar, lo mejor que puedes hacer es comprar embutido online (guiño, guiño). Te lo mandaremos a casa con la misma calidad y pureza que si lo hubieras comprado en la carnicería por la mañana. O más.

consejo-de-madre tabla de embutidos | Blog Cerdoh

3. Vamos con el corte (si tenemos piezas enteras de ibérico, claro). Debemos asegurarnos de tener entre manos un cuchillo bien afilado (abstenerse con los de sierra por favor) para conseguir un corte fino, aunque sin pasarse, claro. Ten en cuenta que las lonchas no deben ser transparentes. Asegurate de limpiar el cuchillo cada vez que cambies de embutido, y separa las lonchas para que no se mezclen ni los sabores ni el olor. Una vez que tenemos el jamón ibérico, el lomo, el chorizo, y el salchichón cortados y cada uno en su sitio debemos comenzar con el emplatado.

consejo-de-madre 2 tabla de embutidos | Blog Cerdoh

4. Debes presentar cada uno de los embutidos por separado para que la grasa del chorizo ibérico de bellota, o la del jamón ibérico de bellota no se mezcle con el resto de ingredientes y así evitar contaminar el celestial sabor de cada uno de ellos. A nosotros nos gustan los platos de madera para presentar una buena tabla de embutidos ibéricos. No es un capricho, la madera evita que las lonchas resbalen y acaben en el vestido nuevo de tu suegra. Coloca las finas lonchas en círculo haciendo que se monten unas con otras. Pero sólo que se monten un poquito, así con cariño, que no cueste cogerlas de una en una.

5. Toca preparar la mesa. Para hacerlo, estaría bien acompañar nuestra tabla de embutidos ibéricos con algunos ingredientes que potencien su sabor y nos hagan disfrutar aún más de estos manjares. Tu objetivo como anfitrión obsesivo es conseguir que nuestros invitados toquen el cielo con tu presentación. Para nosotros lo ideal es acompañar estos ibéricos de bellota con los siguientes productos:

  • Picos de Pan. Piensa en esa fina loncha de caña de lomo ibérico o de chorizo ibérico de bellota, con un pico crujiente de pan. ¿No es para llorar de emoción?
  • Queso. Sí, sabemos que todos somos muy nuestros con el queso. Pero un buen queso curado acompaña por antonomasia a las buenas tablas de embutidos ibéricos desde que el hombre es hombre.
  • Vino. Abre una buena botella de vino tinto. Esa no, la otra, la buena. No hay mejor manera de maridar un buen embutido ibérico.
  • Servilletas. Sí, ya sabemos que no se comen, pero ten en cuenta que el embutido se coge con las manos y que estar siempre limpitos es importante.

consejo-de-madre-3 tabla de embutido ibérico | Blog Cerdoh

Bien, te hemos dado una información más que valiosa. Con ella triunfarás fijo ante todos tus invitados. Aunque, claro, siempre hay dos posibilidades:

1. Recibir a tus invitados y ser el anfitrión perfecto, adorable y encantador.
2. Fingir un dolor de barriga, quedaros tú y tu pareja a solas y que salga el sol por donde quiera.

Pero eso ya es cosa tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *