Descubre Cerdoh!, el paraíso de los ibéricos de bellota.

Descubre todo el universo de los productos Cerdoh!

Bienvenido a Cerdoh!, ¡el paraíso de los ibéricos de bellota!

Nuestra oficina, la dehesa. Nuestra pasión, el cerdo ibérico. Nuestra ilusión, que los sabores que hemos disfrutado siempre en casa, ahora tú también puedas disfrutarlos… ¡y a golpe de clic!

Que si el jamón en las meriendas, el salchichón y el chorizo a modo de picoteo, el lomo en los días especiales… Todo preparado a la antigua usanza. De manera artesanal. Como se ha hecho toda la vida. Sin prisa. Manteniendo la tradición y el buen hacer de nuestros antepasados. Que esto es, al fin y al cabo, ¡nuestro mejor y mayor legado!

A continuación, te invitamos a descubrir nuestras raíces. Nuestra esencia. Nuestros productos ibéricos de bellota de decir ¡Oh!

Chorizo y salchichón Cerdoh!, un gusto para los sentidos

Chorizo Ibérico de Bellota Cerdoh!

No hay duda de que contamos con un entorno extraordinario: el Campo de Argañán.

Este paraje salmantino que nos ha visto nacer, no sólo es ideal para la cría de nuestros cerdos ibéricos, sino que además en él se dan las condiciones necesarias para que la elaboración y curación de nuestros productos sean las que se esperan del auténtico ibérico de bellota.

Así, nuestros embutidos son exquisitos ¡y tú mismo lo puedes comprobar! El chorizo de bellota 100% ibérico goza de un sabor jugoso y desprende un aroma inconfundible.

Salchichón ibérico de bellota Cerdoh!

Lo mismo ocurre con nuestro salchichón de bellota 100% ibérico, quien come una loncha, ¡repite! Y no es para menos. Está curado con mimo y aderezado con especias como pimienta, cilantro y nuez moscada… Una receta que no tiene secretos como la de CocaCola, sino una materia prima excepcional.

Un lomo ibérico de bellota de otro nivel

Lomo ibérico de bellota Cerdoh!

Por su parte, con un adobo esmerado y un proceso de curación lento en bodega de entre cuatro y cinco meses, nuestro lomo de bellota 100% ibérico ¡es de otro nivel!

Y no es que lo digamos nosotros -obvio-, es que desde la tranquilidad y silencio de la dehesa escuchamos claramente esos ¡Oh! gigantes que nos llegan de nuestros clientes.

Bueno, quizá estamos exagerando un pelín 😉 Pero lo que sí que es verdad es que cada vez que alguien tiene la suerte de degustarlo, nos cuenta que ha notado ese sabor potente y untuoso que caracteriza a nuestro lomo, y nosotros tan contentos de que así sea. Es señal de que estamos haciendo las cosas bien…

Todos nuestros han sido aprobados según la nueva Regulación del Cerdo Ibérico, garantizando que lo que te llevas a la boca no es un ibérico cualquiera, es un 100% ibérico

El jamón y la paleta: los reyes de Cerdoh!

Si en Cerdoh! el jamón de pata negra es el rey, la paleta de bellota 100% ibérica es la reina y nuestra niña mimada.

Paleta Ibérica de Bellota Cerdoh!

Como sabes, se trata de las patas delanteras del cerdo y, por lo tanto, son piezas más pequeñas y con menor rendimiento que el jamón. Ésta es la única diferencia. Bueno, y el precio. Pero en cuestión de sabor, aroma, textura…, son muy similares: ¡una delicia! Incluso, la paleta tiende a ser algo más jugosa debido a su mayor contenido en grasa.

Para terminar, pasamos a hablar de nuestro ojito derecho, de nuestro inigualable jamón de bellota 100% ibérico. Aunque poco podemos decir que no hayamos dicho ya.

Jamón Ibérico de Bellota Cerdoh!

Se cura durante más de 44 meses en nuestra finca y este lento proceso es, precisamente, la clave para conseguir los matices exclusivos del mejor para negra.

Al comerlo, se aprecia la mezcla de lo salado, lo amargo y lo dulce, recordando a frutos secos, bellotas y notas tostadas.

En este sabor tan rico y tan intenso mucho tienen que ver la genética de nuestros cerdos (100% ibéricos lampiños) y su alimentación en tiempo de montanera a base de bellotas y demás hierbas aromáticas que encuentran en sus largos paseos por el campo.

Y puede que llegados a este punto del ‘viaje’ por nuestro particular ‘‘paraíso de los ibéricos de bellota’ se te haya despertado el apetito, y quién sabe, igual el siguiente ¡Oh! que escuchamos desde el Campo de Argañán es el tuyo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *